Dolor-abdominal Sanofi
La primera recomendación...

La primera recomendación para conseguir una vida sin estrés es organizar el propio tiempo, administrarlo de forma sabia y no marcarnos objetivos que no podamos alcanzar. La filosofía con la que se responde a los problemas también es importante. Encarar los problemas con confianza y valorando las posibilidades de actuación, intentando no lamentarnos aumenta la eficacia y disminuye la ansiedad.

Las técnicas para la relajación son:

La primera recomendación para conseguir una vida sin estrés es organizar el propio tiempo, administrarlo de forma sabia y no marcarnos objetivos que no podamos alcanzar. La filosofía con la que se responde a los problemas también es importante. Encarar los problemas con confianza y valorando las posibilidades de actuación, intentando no lamentarnos aumenta la eficacia y disminuye la ansiedad. Respiración: Coger aire de forma muy lenta a conciencia, concentrándonos en el aire que entra a nuestros pulmones y posteriormente liberarlo muy lentamente. Se debe repetir entre 3 y 5 veces. Este es un ejercicio muy sencillo, que se puede realizar en cualquier ocasión.

Presionar un objeto blando de forma repetida con una mano y posteriormente la otra. Repetir el ejercicio unas 20 veces con cada mano.

Liberar la tensión en la zona cervical mediante un ejercicio de estiramiento de los músculos cervicales. El ejercicio consiste en lateralizar el cuello a izquierda y derecha de forma lenta al máximo de nuestra capacidad, posteriormente haremos el movimiento de flexión y extensión. Finalmente giraremos el cuello de manera circular.

La práctica de algún ejercicio físico libera tensiones acumuladas a lo largo del día y aumenta nuestra forma física.

El permitirse una carcajada de vez en cuando aumenta las endorfinas, que son las moléculas encargadas de aumentar nuestro bienestar.

Para aliviar la sensación de distensión abdominal, que suele aumentar al final del día, se recomienda evitar las comidas copiosas y las bebidas gaseosas. La disminución de la presión abdominal utilizando prendas holgadas mejora la sensación. También es recomendable realizar un ejercicio suave después de las comidas.

Asociado al estrés