Dolor-abdominal Sanofi
Ejercicios antiestrés

Existen varios tipos de ejercicios que han demostrado ser muy eficaces reduciendo el impacto del estrés como causa de dolor abdominal y colon irritable. El yoga, por ejemplo, ayuda a calmar el aparato digestivo y mejora síntomas como el dolor abdominal, el estreñimiento, la diarrea, la distensión abdominal o la flatulencia. Los ejercicios de estiramiento y la respiración profunda ayudan a relajar tensiones y reducen los efectos del estrés sobre el organismo.

Ejercicios simples

Más abajo se recogen algunos ejemplos de ejercicios que estiran y tonifican los músculos y ayudan a aliviar la tensión. Es aconsejable que los ejercicios se aprendan directamente de un instructor adecuado. Recibir clases de Yoga, por ejemplo, proporcionará ayuda continuada por profesionales cualificados.

Ejercicios simples
Ejercicio 1

Yoga antiestrés
Este fácil ejercicio de yoga tradicional puede recomendarlo a sus pacientes porque ayuda a calmar los sentidos y a normalizar el ritmo respiratorio. Respirar de manera profunda y regular puede reducir notablemente los síntomas del estrés. Siéntese cómodamente, derecho y con las piernas cruzadas (aunque este ejercicio también puede hacerse estando sentado en una silla, en la oficina, por ejemplo, durante una pausa). Uniendo las puntas de sus dedos haga la forma de un tejado. Mire a la punta de su nariz e inhale de manera suave durante cinco segundos. Aguante la respiración durante otros cinco segundos. Expulse el aire suavemente durante cinco segundos. Repita este ejercicio durante 3 a 10 minutos.

Ejercicio 2

Movimientos circulares de hombros
El estrés diario puede hacer que la musculatura de sus hombros se contraiga y le produzca dolor. Este ejercicio puede realizarlo mientras está sentado en su mesa de trabajo.

Siéntese cómodamente, o, si lo prefiere, póngase de pie. Deje que ambos brazos y hombros cuelguen relajados. Dirija sus hombros hacia delante, después hacia arriba, luego hacia atrás y finalmente hacia abajo, dibujando lentamente un círculo amplio en el aire con sus hombros. Procure que cada giro dure unos cinco segundos. Coja aire cuando los hombros estén abajo y échelo cuando estén hacia arriba.

Ejercicio 3

Relajando los músculos del cuello
Este ejercicio puede hacerse tanto en casa como en el trabajo, siempre que sienta tensión en los músculos del cuello.

Sitúe sus manos detrás de la cabeza y dirija los codos hacia delante, donde pueda verlos delante de su cara.

Con cuidado, dirija la barbilla hacia el pecho hasta que note tensión en los músculos del cuello.

Mantenga esta posición durante 15 segundos y, a continuación, relaje la tensión muy lentamente.

Repítalo tres veces con un pequeño descanso entre cada ejercicio.

Repítalo diez veces, descanse brevemente y repita otra vez el ejercicio.

Ejercicio 4

Musculación abdominal
Mantener los músculos del abdomen tonificados y flexibles es importante. Este simple ejercicio proporciona una eficaz sesión de entrenamiento abdominal.

Siéntese en el suelo con las rodillas ligeramente flexionadas y la espalda derecha. Puede cruzar los brazos sobre el pecho o estirarlos hacia delante, para mantener el equilibrio. Desde esta posición, dirija la espalda hacia atrás lentamente hasta que quede a sólo unos centímetros del suelo. Deténgase un instante y levante la espalda lentamente hasta recuperar la posición inicial. Procure realizar este ejercicio siempre con la espalda recta, en lugar de arquearla, para evitar hacerse daño. Repítalo diez veces.

Asociado al estrés